Viernes, 16 de Noviembre del 2018
Ingresar Ingresar     |     Ingresar Registrarse

Warning: include(saca_marquesina.php) [function.include]: failed to open stream: Permission denied in D:\Hosting\6792020\html\detalles_noticia.php on line 79

Warning: include() [function.include]: Failed opening 'saca_marquesina.php' for inclusion (include_path='.;C:\php5\pear') in D:\Hosting\6792020\html\detalles_noticia.php on line 79
CEDATOS: 16 MESES DE GOBIERNO, UNA BURBUJA DE CUIDADO
La expectativa que marcó el nuevo gobierno en la población hizo que el 32% que antes del 24 de mayo de 2017 consideraba que el país iba por buen camino, suba de 48% después del 24 de mayo, a 49% en junio y a 49.4% en julio. Son declaraciones de Ángel Polibio Córdova, Presidente Ejecutivo de CEDATOS. No obstante, dice,  que la población al conocer que “la mesa no estaba servida” y las nuevas cifras de la realidad económica y social, del endeudamiento externo, del desempleo, las denuncias de la corrupción y la migración, la expectativa se frustró y la apreciación de la población  de que el país va por buen camino bajó al 43% en diciembre 2017, 29.7% en junio y 26.5% a fines de agosto de 2018.

A la par de esta apreciación, continúa Córdova, el optimismo que pasó del 33% a fines del gobierno de R. Correa al 53% con el nuevo gobierno, ha tenido una baja constante al 44% en diciembre 2017, 31% en junio y 28.2% en agosto de 2018.
En pocas palabras, mientras con el nuevo gobierno los ecuatorianos en junio de 2017 en 52.4% se sentían “optimistas, esperanzados y entusiasmados” a fines de agosto dijo sentirse así solo el 23.4%.  En tanto hace 16 meses, el 43.6% dijo sentirse “preocupado, incierto, frustrado y triste”, ahora se sienten así el 69.1%.

Córdova dice que la burbuja se infló a partir del 24 de mayo de 2017 con expectativas de más empleo, mejor economía nacional y personal, mejor manejo del gobierno, diálogo abierto, lucha efectiva contra la corrupción, etc.  pero se ha vuelto en una burbuja de cuidado porque la corrupción ha llenado de ira a la población, así como también las cifras engañosas del anterior gobierno sobre la economía, deuda externa, infraestructura, saneamiento, educación, etc. que se transformó en una realidad de desfalco, robo, obra inexistente, corrupción en todos los entes del  gobierno, y, lo más inesperado, una migración incontenible que pone en mayor riesgo al empleo, a la seguridad y al nivel de vida de la población.

Si bien según CEDATOS el 73% manifestó su apoyo al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio y estuvo de acuerdo con el cese de funciones del Consejo de la Judicatura, CNE, Corte Constitucional, superintendentes, entre otros, sólo el 32% dice confiar en la justicia, peor aún con los enfrentamientos entre los personeros que deben dar ejemplo de serenidad, entereza, moderación, sapiencia y decisión para corregir las arbitrariedades y deshonestidad que se percibe en la justicia.

La apreciación que tiene la población respecto de la gestión de sus mandatarios es implacable frente a lo acontecido en los últimos 16 meses, señala el Director de CEDATOS. La aprobación a la gestión del entonces Presidente Rafael Correa  en mayo de 2017 fue del 47%; con el nuevo gobierno esta cifra subió al 66% cuando inició su gestión el Presidente Lenin Moreno, que incluso llegó al 77% en agosto de ese año, cifra récord para este tipo de medición referente a  los mandatarios de las últimas 5 décadas, para bajar paulatinamente al 69% en enero de 2018, 60% en marzo, 45.5% en abril, y al 44.6% en agosto de este año. Igualmente la credibilidad en su palabra que pasó del 39% para R. Correa en mayo al 63% en junio para Moreno,67% en agosto de 2017, bajó al 61% en enero, 60% en abril, 42% en mayo y al 38.5% en agosto de este año.

La forma de ser y actitud de los mandatarios ha variado considerablemente en los últimos 16 meses: de 38% a fines del gobierno de R. Correa, pasó al 67% en junio para L. Moreno, 75% en agosto; 65% en enero de 2018, 46% en mayo y al 44.3% en agosto.  

Las expectativas de la población fueron muy profundas, tanto más cuando la economía y el país continuaban en manos de funcionarios anteriores, y muchos de los cuales continúan o incluso han sido elevados a funciones superiores, y cuando las últimas medidas anunciadas por el Presidente, han despertando mayores expectativas, aumentando la incertidumbre porque los resultados aún no han sido percibidos.

La situación anterior se agrava aún más cuando el país vive en el marco de un proceso electoral respecto del cual el 73% de la población sabe muy poco o no le interesa, especialmente como consecuencia de que desconoce sobre qué y cuándo se va a elegir, qué movimientos o partidos participarán y quiénes serán los candidatos, sobre sus planes y sobre las soluciones que propondrán para resolver los problemas que viven las ciudades, las provincias y el país en general.

Los problemas estructurales siguen sin tocarse; la coyuntura puede ser favorable, pero la estructura social y económica con diferencias más marcadas entre empresas y pueblo, ponen al país en un rumbo incierto que proyecta una burbuja realmente de cuidado: la deuda pública sigue aumentando, no hay la austeridad que se proclama, el presupuesto está desfinanciado y no hay un plan de desarrollo que oriente a la población sobre cuál es el destino que se busca en los próximos años.


A Polibio Córdova Calderón
Presidente Ejecutivo de CEDATOS
www.cedatos.com.ec
22  09 2018

Artículo Visto: 1071 veces
AIMOPE               CIMA               ESOMAR               LAPOP               WIN GALLUP International              
Inicio             Quienes Somos             Productos y Servicios             Estudios Realizados             Metodología             Publicaciones             Contáctenos             Trabaja con Nosotros
Cedatos © 2018 - info@cedatos.com Síguenos en Facebook     Síguenos en Twitter     Míranos en Youtube SiteLock